El Cabildo liderará el programa de selección y mejora de la abeja negra en la isla

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla, asegura que la Corporación insular pondrá en marcha este programa “para garantizar la supervivencia de la especie y mejorar la calidad de las producciones”

El Cabildo de Tenerife liderará el programa de selección y mejora de la abeja Negra en la isla, la especie endémica del archipiélago. El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla, asegura que, “del mismo modo que se ha acometido el saneamiento de la papa bonita o se comenzará el saneamiento de las 36 especie de vid”, la Corporación insular pondrá en marcha este programa para garantizar la supervivencia de la especie y mejorar la calidad de las producciones.

La abeja negra -conocida así por su aspecto oscuro que contrasta con abejas de otras latitudes-, existía tradicionalmente de manera salvaje en el medio natural gracias a su adaptación al entorno y al clima canario, y ha pasado a ser parte integrante de la biodiversidad específica de las islas. El sector apícola lleva años trabajando en sus colmenas para evitar su desaparición, “y este programa, liderado por el Cabildo, espera mejorar la fertilidad, analizar sus características y reducir posibles enfermedades”, explica Javier Parrilla.

El responsable del sector primario propuso la puesta en marcha de este programa durante la celebración de la Mesa de Apicultura de Tenerife, un órgano que reúne a los principales representantes del sector de la miel de la isla para estudiar y planificar las propuestas y medidas para este año. La reunión contó con la participación Apiten, Abecan, ADS Abecan, Asociación Apícola de Isora, Asociación Apícola Canaria, ATA y Asociación Apícola del Norte de Tenerife.

Durante el encuentro, Parrilla recordó a los asistentes que este año el Cabildo ha consignado una partida de 92.000 euros para la alimentación complementaria de las abejas. Esta ayuda irá destinada a combatir el déficit de floración ante el cambio climático, que se presenta con períodos de poca pluviometría y escasa floración. El responsable del sector primario aclaró que serán las propias asociaciones las que elegirán el tipo de alimento que prefieren, y que dicha cuantía se repartirá en función de las colmenas registradas en la isla.

El consejero anunció, además, que este año se volverá a dar el servicio de laminado de la cera local de forma gratuita, servicio ofrecido a través de la Casa de la Miel de Tenerife. “Es importante concienciar a los apicultores y apicultoras de Tenerife en la reutilización de la cera generada por sus propias colmenas, no solo por criterios de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), sino por seguridad sanitaria, ya que de esas ceras procedentes de otros países se desconoce su trazabilidad y pueden presentar problemas de toxicidad o proliferación de enfermedades a las colmenas”, señaló.

Parrilla aprovechó el encuentro para destacar la importancia del Concurso Regional de Mieles, organizado por la Casa de la Miel de Tenerife, que cumplirá este año su vigésimo sexta edición. “Un concurso de referencia estatal que debemos mantener y potenciar modificando algunos criterios, como número de muestra a presentar por apicultor, para poder optar a varias categorías”.

El XXVI Concurso Regional de Mieles tiene por objetivo promocionar la calidad del producto miel en toda la región, y dará a los consumidores la oportunidad de conocer las mejores mieles que se están produciendo, además de reconocer la labor de los productores locales en la mejora de la calidad de sus producciones.

La DOP Miel de Tenerife, “única en el mundo”, abarca todo el territorio de la isla de Tenerife, y ampara las siguientes mieles monoflorales: Miel de Retama del Teide, Miel de Tajinaste, Miel de Aguacate, Miel de Castaño, Miel de Brezal, Miel de Relinchón, Miel de Barrilla, Miel de Hinojo, Miel de Poleo, Miel de Agave (Pitera), Miel de Malpica, y Miel de Tedera.

La Mesa Insular de la Apicultura no se convocaba desde el año 2015, “y el Cabildo apostó por su recuperación en 2020, como órgano de consulta y de debate, y viene siendo de gran utilidad para conocer las demandas de los distintos colectivos del sector, para el desarrollo de políticas efectivas y realistas en el ámbito de la apicultura”, añadió.

Por su parte, los representantes de las asociaciones trasladaron al consejero la posibilidad de abrir nuevas líneas de apoyo al sector apícola. Manifestaron su incertidumbre a la reducción de la trashumancia apícola en el Parque Nacional del Teide, así como de los programas de repoblación forestal en Arico-Fasnia.

A este respecto, Parrilla informó de que se han presentado alegaciones al Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional del Teide para la regulación de la trashumancia apícola, que cuenta con más de 500 años de convivencia. Del mismo modo, “se ha trasladado también a las administraciones competentes en repoblaciones vegetales el uso predominante de especies melíferas en las zonas apícolas o con potencial para este aprovechamiento”.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: