33 personas participan en los cursos formativos del proyecto ALAS

El proyecto ALAS es una iniciativa que ayuda a personas jóvenes, con diferentes grados de discapacidad a integrarse en el mundo laboral

El proyecto ALAS (Acompañamiento Laboral por el Avance Social) es una iniciativa que el ayuntamiento de Adeje diseñó para ayudar a personas jóvenes, con diferentes grados de discapacidad a integrarse en el mundo laboral. Para ello, el ayuntamiento cuenta en su Centro de Atención a la Discapacidad ubicado en los Olivos, con profesionales formados específicamente en esta materia.

Para el responsable de la concejalía de Atención a la Discapacidad, José Antonio López Delgado, “el proyecto ALAS pone de manifiesto el compromiso social del Ayuntamiento de Adeje, el cual desde su puesta en marcha ha beneficiado tanto a las personas como al sector empresarial, dejando claro que la inclusión es el camino a seguir para el desarrollo de una sociedad justa”.

El personal cualificado realiza primero una valoración de las habilidades de la persona con discapacidad para ver en qué campo podría desarrollar un trabajo remunerado. Una vez realizado el estudio, se analiza la actividad de la empresa colaboradora para ver los diferentes trabajos que se pueden desempeñar en ella y en cuál de ellos puede desenvolverse.

El siguiente paso que realiza el personal del Ayuntamiento es enseñar a la persona demandante de empleo las habilidades específicas que va a requerir en su puesto de trabajo. Actualmente, se está trabajando en diferentes aspectos que contribuirán a la inclusión de este grupo de personas en el mundo laboral. Entre los cursos de capacitación que se están impartiendo destacan: arte y tecnología, monitor deportivo, atención al cliente en comercio, primeros auxilios, inglés, empaquetado, auxiliar de transporte. Todos los cursos se llevarán a cabo en las instalaciones del Centro de Atención a la Diversidad Los Olivos (C.A.D Los Olivos).

Posteriormente, la persona con discapacidad pasa a ocupar su empleo, en una primera fase, acompañada por el personal técnico municipal para ayudarle en la integración en su puesto de trabajo y con su entorno laboral. En el momento en que la persona con discapacidad ya se siente integrada y segura, el acompañamiento se retira paulatinamente, pasando a un seguimiento periódico por parte del personal técnico del Ayuntamiento.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: